Noticias

#ELLASDECIDEN Victoria Oldani: "Defender la industria nacional es algo que nos convoca a todos"

#ELLASDECIDEN Victoria Oldani: "Defender la industria nacional es algo que nos convoca a todos"

#EllasDeciden: Mujeres líderes de la industria metalúrgica argentina En este ciclo, invitamos a conocer a las mujeres jóvenes que lideran la nueva generación de industriales, para reconocer y visibilizar, por un lado, el rol, los logros y la labor de las mujeres en la industria y por el otro, la importancia de la gremial empresaria representada en ADIMRA Joven para su trayectoria.

María Victoria Gonzalez Oldani – 29 años

Rosario – Santa Fe - Argentina

Licenciada en Relaciones Internacionales y Asuntos Exteriores

Responsable de Desarrollo comercial y Ventas en Proind Ingeniería SRL

Dirigente de AIM Rosario y ADIMRA Joven

 

La empresa

Formo parte de PROIND Ingeniería, una empresa metalúrgica familiar fundada hace más de 40 años. Nos dedicamos al rubro eléctrico, somos fabricantes de Resistores de Potencia, Piezas Aislantes y accesorios para transformadores de tensión. Estamos en el rubro metalmecánico. Actualmente trabajo en el área comercial, específicamente en Ventas. Analizo mercados, estudio ventajas y desventajas de los potenciales negocios, genero contacto con los clientes, y atiendo sus posibles consultas presupuestarias. La empresa es conducida por el socio fundador y su esposa, quien es mi madre.

Su trayectoria

Desde muy chica, escucho lo que es la empresa, la gremial y la metalúrgica en el desayuno, el almuerzo y la cena. Mi madre y su marido nos dieron la libertad a mí y a mi hermana de elegir lo que queríamos hacer. Nunca fuimos obligadas a trabajar en la empresa, el interés surgió desde nosotras.

Cuando empecé a estudiar, noté que la parte de comercio exterior era lo que más me atraía. Nuestra empresa exporta hace más de 20 años y comencé a pensar que podría aportar a la empresa los conocimientos adquiridos. Al ser una PyME, comencé haciendo un poco de todo. Como Licenciada en Relaciones Internacionales había aprendido un montón en la facultad, pero cuando llegás a una empresa y querés dedicarte al comercio exterior, te das cuenta de que hay una gran brecha entre la teoría y la práctica. Tenés que aprender mucho en el día a día. Estuve un poco en Ventas, un poco en la recepción, hice bancos, intenté aprender de todos los sectores para tener una noción completa de lo que es una PyME. Estoy acá hace 6 años. Gran parte de mi vida y mi tiempo lo paso en la empresa, y lo disfruto muchísimo. Tengo un sentido de pertenencia muy grande. Veo el trabajo de mi mamá y su esposo, el cual viene desde antes, y es apasionante. Vivimos en un país muy cíclico, y a pesar de todo, ellos siguen apostando, buscando proyectos, y a mí me emociona ver eso. Ellos ven todo como un desafío a superar. Desde que nací vengo viviendo esta experiencia junto a ellos, el sentimiento PyME, la industria nacional, el desarrollo y el trabajo.

Mi mamá tiene una personalidad muy fuerte, y se hizo su propio camino. Nosotras trabajamos en un ámbito de hombres. Muchas veces nos piden hablar con "el ingeniero", y nosotras también sabemos y podemos asesorarlos. Poco a poco, mi madre logró armar ese camino y lo allanó para mí. Hoy, mi voz es reconocida gracias a que ella logró hacerse entender y dialogar. Para mí, ella es un ejemplo y la admiro porque tiene mucha fortaleza.

Su visión y trabajo junto a la gremial empresaria

Formo parte de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario (AIM). En 2013, AIM Rosario generó un encuentro en el que convocó a mujeres empresarias. Mi madre estaba a cargo de este encuentro y me invitó a acompañarla. Fue muy interesante, y ahí me acerqué un poco más. Empecé a entender la dinámica, y me convocaron en 2015 a formar parte de ADIMRA Joven. Poco a poco, me involucré hasta llegar a ser vicepresidenta. Entendí que con mi participación podía aportar mi conocimiento y mi experiencia cotidiana; a su vez que la actividad me enriquecía y me permitía escuchar y ver la distinta experiencia de mis colegas, lo cual me ayuda a crecer empresarialmente. Pude entender, desde mi participación, que si nosotros no estamos presentes, defendiendo lo que vivimos día a día, no nos va a defender nadie. Al día de hoy, continúo trabajando y acompañando a la Comisión.

ADIMRA Joven te permite salir un poco de lo que es la empresa. Uno sabe lo que hace en su propia fábrica, pero cuando empezás a participar de estos espacios, ves otras realidades. Conocí distintos rubros, distintas problemáticas; las cuales eran y son muy parecidas a las mías. Logré sentirme menos sola. Además, los encuentros que tenemos con los distintos dirigentes políticos nos nutren de mucha información. Vincularte con gente que tiene tus mismos desafíos e incertidumbres semejantes a las propias para mí fue esencial. Ahora, puedo ver otras situaciones y aprender cosas que no aprendería si no salgo de mi oficina. Dentro de la gremial, yo me siento identificada. Tengo colegas que me han ayudado mucho a comprender situaciones diversas, desde la propia experiencia, lo cual es muy enriquecedor. Esa para mí es la principal herramienta que nos da ADIMRA Joven: empatía.

Me costó entender la dinámica de una empresa y armar mi carácter. Creer que podía. Muchas veces sentí que no podía, lo cual fue un desafío para mí. Participo en AIM y ADIMRA Joven, y ambas me dieron muchas herramientas para ganar confianza. Son asociaciones que hoy incluyen a las mujeres. Ver cómo nuestras cámaras, que nos representan, dan lugar a las mujeres y entienden el trabajo en conjunto que estamos haciendo, me hace sentir que tengo un espacio y puedo desarrollarme en este rubro. En ADIMRA Joven por suerte somos un montón y aprendo muchísimo de ellas. Es lo que más me enriquece, por eso continúo y le dedico tiempo a esto. En una PyME tenés que acomodarte y darle el espacio a la gremial, y lo hago porque encuentro colegas con los cuales puedo compartir las mismas situaciones. Creo que somos una cámara que da el ejemplo, y que generó el espacio para que una se sienta cómoda. Acá en AIM somos varias mujeres que formamos el Consejo Directivo, y tener un lugar donde puedas expresar lo que pensás sin temor es impagable. La gremial me dio muchas herramientas para esto.

AIM Rosario comenzó con la Comisión de Género en 2020, llevada adelante por Yanina Gatiello. Se formó para ser un espacio en el que las mujeres podamos aportar nuestro conocimiento personal y aprender escuchando a nuestras colegas. Desde AIM, buscamos un espacio para prepararte y participar en la toma de decisiones. Siempre trabajamos en la unión de la visión: acá se busca generar confianza en conjunto. Defender la Industria Nacional es algo que nos convoca a todos. Creo que hay una evolución. Día tras día, vemos una mayor inserción de la mujer en la matriz productiva en empresas de distintas índoles. Actualmente, hay un grupo de jóvenes en ADIMRA que tiene muchas ganas de trabajar, y constantemente busca caminos para mejorar y crecer. No sólo somos industriales, somos un grupo familiar metalúrgico donde se creó una empatía. Te enriquece como persona y profesional.

 

Fotos

Adolfo Alsina 1609

(011) 4371-0055